Joan Llovet, un maestro chocolatero con gran corazón

Joan llovet es un mago creativo, amoroso y generoso que te saca una paloma de chocolate de su sombrero loco.

Esta semana, tuvimos el placer de entrevistar al gran maestro chocolatero Joan Llovet. Es un hombre bondadoso y de gran corazón, apasionado por los tesoros de la gastronomía y, sobre todo, por el chocolate. Cuenta la leyenda que Johnny Depp subastó las gafas con las que interpretó a Willy Wonka en la película “Charlie y la Fábrica de chocolate” para una causa benéfica. Un buen amigo y admirador se las hizo llegar pensando que no había nadie mejor que él para honrar la memoria y el legado del gran y original Willy Wonka.

Pero sus aventuras nunca han parado… Joan se hizo famoso en el Festival Jardín de Pedralbes donde coincidió con Kevin Costner. Si quieres descubrir la divertida anécdota que compartió con él sigue leyendo…  

¿Cuándo nació tu amor por el chocolate?

Mi amor por el chocolate nació hace 57 años y 4 meses dentro del vientre de mi madre. Lo que os puedo decir es que a mi madre le encantaba el chocolate.

Godiva es una de las marcas de chocolate belga más conocidas en el mundo. Podemos ver que llevas 25 años como Embajador de Godiva en España, ¿cómo surgió esta oportunidad?

Hubo una época que viajaba mucho y en todos los aeropuertos veía que había Godiva. Godiva tenía concretamente un bombón que se llamaba “la Dame Blanche”, y me gustaba tanto que en un momento de mi vida pensé, ¿por qué no podemos tener en Barcelona esta maravilla de bombón? Y así empezó la historia…

Todos tus clientes quedan enamorados de tus chocolates y también del trato que reciben cada vez que pasan por Godiva. Como sabes, en Badi conectar y cuidar las relaciones es lo que más nos importa. ¿Nos podrías dar algún consejo para sorprender a un nuevo compañero de piso?

Yo sin duda les diría que se pasaran por mi tienda en Carrer de Balmes 147 🙂 Cuando los clientes repasan el escaparate o se paran a mirar nuestras vitrinas se quedan entusiasmados. La pasión que le ponemos tanto yo como mi equipo traspasa cualquier cristal y logra transmitir mucho. Nosotros, más que darte una bienvenida, te deseamos una gran experiencia en Godiva.

En Badi nos encanta hacer planes con los compañeros de piso para crear vínculos especiales. Hemos visto que organizáis varios eventos de “Dipping experience”. Cuéntanos un poco más sobre ello…

“Dipping” significa sumergir un producto dentro de otro. Esto, dicho así, puede sonar algo vulgar pero decir “Dipping” le da un toque más glamuroso y elegante. El “Dipping experience” es una oportunidad única para trabajar el chocolate delante de los amigos, compañeros de piso, clientes, invitados de una fiesta…

El procedimiento es el siguiente: deshago el chocolate a 45º, se enfría a 29º y se trabaja a 33º. Esto se puede hacer con muchos productos, fresas, mandarinas… y con cada uno es una experiencia distinta. Este proceso de coger una fresa, sumergirla en el chocolate semi-líquido, dejarla en una bandeja y ver que al cabo de 5 segundos se solidifica es increíble. La experiencia se puede hacer en la misma tienda, en tu casa… cualquier lugar es bueno para compartir juntos.

Como sabes, nosotros somos una plataforma para compartir piso. Hemos visto que has viajado mucho por tu trabajo por lo que nos gustaría saber si llegaste a compartir piso alguna vez y si tienes algún recuerdo especial.

Tengo muchos recuerdos, más que compartir piso, en mi viaje a India compartí experiencias inolvidables. Conviví con mucha gente nueva y me sumergí en culturas diferentes compartiendo los pequeños placeres de la vida.

ANÉCDOTA

Hace dos años, Kevin Costner fue al Festival Jardín de Pedralbes. Mi equipo y yo estábamos allí haciendo “Dippings” y se me ocurrió hacer una tostadita de pan de Crespo con chocolate Godiva al 72% y un tomate seco italiano macerado. Costner se pasó por allí para probar y le gustó tanto que le pedí permiso para bautizar esa elaboración con su nombre.

Pero mi aventura con el cine no termina ahí. Muchas de mis creaciones se inspiran en películas. De hecho, en una fiesta de la película de Pretty Woman hay un momento donde la fresa, el chocolate y el champagne son protagonistas. Con esa escena de inspiración, hemos creado nuestra propia experiencia poniendo una fresa con chocolate en un vaso de chupito y añadiendo champagne. ¡Puede ser divertido para hacer con tus compañeros de piso! Tenéis que beber el champagne y esperar a que la fresa caiga en tu boca mezclando así todos los sabores en tu paladar. Es excelente, y si ponéis un poco de música de la película os podéis sumergir en el ambiente completamente. ¡Triunfo total!